lunes, 29 de febrero de 2016

Reseña: Tal vez mañana de Colleen Hoover




A los veintidós años, Sydney lo tiene todo: el novio perfecto, un futuro brillante y un bonito apartamento que comparte con su mejor amiga. Pero todo cambia el día en que Ridge, su misterioso y atractivo vecino músico, le advierte que su novio la engaña con su mejor amiga y Sydney debe decidir qué hacer con su vida. Sólo con lo puesto y sin recursos, Ridge la acoge en su casa y no deja de sorprenderla. Sydney vibra cuando él toca sus hermosas melodías y, aunque el corazón de Ridge está ocupado, él no puede ignorar que ha encontrado a su musa. Cuando finalmente se den cuenta de que se necesitan, entenderán que los sentimientos no pueden traicionar al corazón.

Hace un par de años tuve la oportunidad de leer Hopeless y lo cierto es que me maravilló. Me pareció un libro muy triste pero precioso, de esos que recuerdas con el paso del tiempo y que siempre que piensas en ellos te sacan una sonrisa. Es por ello que, después del boom de este libro (sobre todo en canales de booktube americanos), tenía unas expectativas muy altas y esperaba que me fuera a soprender tanto como el otro libro de la autora. Esperaba que fuera diferente de los típicos libros juveniles que están saliendo últimamente, en los que se muestran unas relaciones superficiales, poco reales e incluso obsesivas. En realidad, buscamos libros con historias de amor bonitas, sí, pero también que seamos capaces de creernos, que no todo sea un cuento de hadas en el que no existe problema alguno. 

Y os tengo que decir que sí, en este caso me la he creído, porque Tal vez mañana no es un libro simple y plano, sino que es una historia muy profunda y compleja, en donde se demuestra que aunque lo intentemos evitar, el corazón siempre elige de quién se enamora. Me he encontrado con una relación que se va forjando a fuego lento y con unos personajes con los que es imposible no encariñarse. La autora, más que centrarse en la propia trama de la novela, ha logrado realmente al describir y caracterizar a los personajes al detalle. 

He aprendido que al corazón no se le puede decir cuándo, ni a quién ni cómo debe amar. El corazón hace lo que le sale de las narices. Lo único que nosotros podemos controlar es si le damos a nuestra vida y a nuestra mente la oportunidad de acompasarse a nuestro corazón.

Tal vez mañana nos cuenta la historia de Sydney, una chica de veintidós años que se entera de que su novio la ha estado engañando con su mejor amiga, con la que comparte piso. Se queda entonces en la calle, sin ningún sitio donde quedarse, y es entonces cuando acaba en casa de Ridge. Ridge es su vecino, un chico que Sydney lleva meses viendo tocar la guitarra en su balcón. Sin embargo, una de las novedades que presenta este libro es que la comunicación entre ambos no será tan fácil: Ridge es sordo. Es por ello que nos encontramos con un libro totalmente diferente, ya que su atracción se irá forjando en una relación de silencios, de miradas, de momentos, de roces... hablarán por mensajes escritos, sí, pero Ridge nunca podrá escuchar su voz. 

Por tanto, la conexión que existe entre ambos va más allá de algo puramente físico, y lo que sienten los dos por la música no puede explicarse por palabras. Para Ridge la música lo es todo, aunque sea sordo, y cuando ambos estan sólos componiendo música el mundo se para, y sólo existen ellos. El problema está en que no todo será tan sencillo, tendrán que afrontar conflictos que pondrán a prueba relaciones. 

Nos esforzamos mucho por disimular lo que sentimos a las personas que, probablemente, más necesitan conocer nuestros verdaderos sentimientos. La gente trata de reprimir sus emociones, como si estuviera mal reaccionar de forma natural ante la vida.

Me ha gustado ver que los protagonistas son muy humanos, que sienten, que lloran cuando es normal llorar, que sufren cuando les rompen el corazón, que se preocupan por los demás, que aceptan los defectos en una amistad, que no tienen por qué tratar a una persona sorda como discapacitada o gritarle creyendo que así lo entenderán... En definitiva, Colleen Hoover ha sabido crear unos personajes cuya vida no es perfecta, pero que intentan salir a flote como sea, y que luchan por ello.  

Tal vez mañana no es un libro precipitado, y precisamente por ello en las 540 páginas todo va sucediendo a un ritmo pausado pero muy adecuado para esta historia, en la que las emociones no se tienen por qué expresar verbalmente, sino tan sólo con el cuerpo. Es un tópico decirlo, pero es cierto que cuando no se tiene un sentido, esa persona empieza a fijarse y prestar atención a otras cosas que parecen secundarias en apariencia, pero que demuestran más que las palabras. La música tiene un papel clave en esta historia y la autora ha puesto a nuestra disposición el soundtrack, que acompaña perfectamente la esencia del libro. 

Si buscáis una historia de amor diferente, con drama como la vida misma, y unos personajes entrañables y con rasgos muy humanos, este es vuestro libro. Pero os aviso, preparad paquetes de kleenex porque váis a llorar en muchas ocasiones. La vida no es un camino de rosas y Colleen Hoover ha querido demostrar que todos tenemos defectos y no pasa nada por ello. Nos equivocamos, nos tropezamos y caemos, pero nos volvemos a levantar. Sydney y Ridge creían que eran felices, que su vida estaba completa, pero a veces descubrimos a personas que ponen nuestro mundo patas arriba. 

Por supuesto, el libro no es de 10. Puede tener sus fallos, puede que sea un poco lento al final y estés mordiéndote las uñas por conocer el desenlace; que se haga algo repetitivo en ciertas escenas; y que por supuesto sea algo previsible en ciertas partes. Sin embargo, la idea general de la novela y los personajes me ha gustado tanto que sé que leeré más libros de la autora. Es cierto que he visto que en EE.UU hay muchísima gente que adora sus historias, pero otros muchos la aborrecen, y creo que lo importante está en conectar con su forma de narrar y con las distintas personalidades que ha creado. No os puedo prometer que os vaya a gustar a todos, pero sí creo que es una historia muy bonita, especial y única, que además engancha desde la primera página (yo me leí el libro en 5 horas) y que te hace darte cuenta que hay veces que las cosas pasan porque nuestro corazón así lo decide y no podemos remediarlo. 

Mi nota es:


Agradecimientos a Planeta por el ejemplar

8 comentarios:

Leafa dijo...

Me alegro de que la historia sea realista y que no todo sea un camino de rosas... Tengo muchas ganas de leer este libro! Espero que sea pronto :)
Saludos ^^

Carlos Mesa dijo...

La verdad es que esta novela no me llama mucho la atención, qué quieres que te diga (tampoco he leído Hopeless). Pero bueno, me alegro que, a pesar de esos "fallitos", te haya gustado la novela.

¡Abrazotes!

Babel dijo...

No sabía que fuera tan largo, supongo que por eso puede resultar repetitivo, pero me encantan los romances con música :-)
Besotes interesados.

Gatos de Biblioteca dijo...

Me ha gustado tanto como a ti <3 Haré esta semana la reseña y ahora quiero leerme más de la autora (soy una de las chicas del encuentro digital con ella, por cierto).

Un beso y te sigo :)

esa estrella... dijo...

No he leído Hopeless pero le tongo muchas ganas a la autora :) Y el tema que trata en esta novela me parece muy bueno ^^

Gracias por tu reseña!!

besitos<3

Anka dijo...

Hola :)
Me alegro que te haya gustado ♥. A mí es que me encanta esta autora.
Saludos y por cierto, soy Anka, del encuentro con Colleen :)

.:PaTrY:. dijo...

Tengo muchas ganas de leer este libro que lo tengo pendiente, he leído muy buenas cosas sobre el y tengo mucha curiosidad.

Besos

Leyna dijo...

Los dos libros de la autora que leí me gustaron y éste, cuya trama me llama más, lo tengo pendiente, así que a ver cuándo lo leo :P

¡Un abrazo! ^^